LA AGRICULTURA Y EL MEDIO AMBIENTE RURAL EN EL MARCO DE UN DESARROLLO SUSTENTABLE.
* Adolfo Ruiz Montero


Este tema que consta primero en los planteados para el VII Congreso Argentino de Derecho Agrario, obliga a una reflexión inicial que sin ser nueva resulta pertinente.

Como punto de partida creo necesario complementar la referencia al Desarrollo Sustentable señalando que se trata también de un Desarrollo Humano, entendido este como la producción ampliada de la vida, sin limites, así como de su calidad. Desarrollo Humano que, a criterio de José Luis Coraggio es un verdadero Capital Social que hay que incrementar. Desarrollo Humano que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo lo ha calificado no solo como un objetivo sino como una forma de medir el Desarrollo e influir en la política.

En cuanto al marco en que se desarrolla este proceso pienso que es apropiado reconocerle un carácter histórico-espacial y que, ahora es la globalización por un lado y el denominado Desarrollo Local por otro.

Para los países de la subregión andina, la globalización no se agota pero si se centra el Tratado de Libre Comercio, TLC, que Ecuador, Colombia y Perú negocian con Estados Unidos de Norte América, lo cual nos obliga a un análisis de aspecto relacionados con los objetivos, carácter y consecuencias de la aplicación del mismo.

En cuanto al denominado Desarrollo Local, la agricultura y el Medio ambiente rural son componentes fundamentales del mismo, sea desde la perspectiva de la empresa campesina y la cooperativa de producción para el mercado local o incluso teniendo en cuenta a la empresa agrícola que produce para el mercado globalizado.

Indisolublemente unido a la agricultura, el Medio ambiente rural esta siendo cada vez mas revalorizado en el marco de las nuevas concepciones del Desarrollo Rural o Local Sustentable.

Esta revalorización hace del Medio ambiente rural un eje articulador junto con lo humano, de los otros espacios como el productivo, organizativo – institucional, cultural, entre otros.

El Derecho Agrario moderno esta atento y actuante en estas realidades. Su desarrollo continúa ligado a una perspectiva general que ratifican su carácter público y privado que tienen que ver con los acontecimientos que ocurre en la agricultura y el Medio ambiente y los proceso ligados a tales actividades.

La Agricultura y el Medio Ambiente Rural en el Tratado de Libre Comercio.

Los países de la Comunidad Andina, entre ellos el Ecuador se enfrentan al reto de llegar a acuerdos con los Estados Unidos de Norte América, en el marco del Tratado de Libre Comercio, TLC. Este va a determinar la política en materia de agricultura en esta subregión así como definirá el régimen de propiedad intelectual que incide sobre la conservación y utilización de nuestros recursos naturales.

Para el Ecuador estos son los dos aspectos mas importantes y conflictivos de las rondas de negociaciones que se realizan, sin olvidar que las autoridades negociadoras de los Estados Unidos de Norte América insisten como reformas complementarias y políticas necesarias para desarrollar la competitividad, la descentralización de la administración del Estado, las privatizaciones en las áreas de telecomunicaciones, electricidad y servicios financieros y todas aquellas que sean atractivas a la inversión extrajera.

La importancia del tema agrícola esta dado por cuanto, las ventas agrícolas ecuatorianas a los Estados Unidos de Norte América en los últimos cinco años han sido en promedio de quinientos cincuenta millones de dólares anuales, frente a las de Colombia que en el año 2003 fue de un mil ochenta y cuatro millones y de Perú que fue de doscientos ochenta y seis millones de dólares. Excepto el petróleo, la agricultura constituye el mayor rublo de exportación hacia el país del norte.

Lo preocupante de estas negociaciones radica en el desconocimiento, especialmente de los agricultores de estos países de Comunidad Andina, de las condiciones que se discuten en el Tratado, especialmente en lo relacionado a las llamados normas de salvaguardia, así como la franja de precios y las preferencias arancelarias andinas, Atpdea, orientada a proteger la producción local de las distorsiones del mercado debido a los subsidios estadounidenses a la agricultura y otros factores.

En lo que respecta al tema de la propiedad intelectual, las negociaciones se encuentran estancadas en asuntos como el de las patentes. La posición de los países andinos se centra en la tesis de principio de que el derecho a la salud de la población debe primar sobre los derechos de propiedad intelectual.

En este sentido Ecuador, Colombia y Perú plantean que para definir los derechos de propiedad intelectual hay que tener en cuenta los textos de Adpic, que son las regulaciones de la Organización Mundial de Comercio, las normas de la Comunidad Andina y la legislación de Doha. Los negociadores de los Estados Unidos de Norte América no aceptan esta propuesta y mas bien centran su interés en las denominadas observancias que son normas que exigen este país para proteger la información sobre nuevas creaciones. Es decir lo que implica biotecnología, el uso de transgénicos, semillas y otros.

En general, en lo relativo a las rondas de negociaciones efectuadas este año, resalta el hecho de la falta de una agenda común entre, Ecuador, Perú y Colombia, y específicamente en el caso de Ecuador, además del desconocimiento del tema por parte de la población, la ausencia de una agenda del gobierno y acuerdo con sectores productivos involucrados en el TLC.

El Foro de las Américas reunidos en la ciudad de Quito del 25 al 30 de Julio de este año, como un encuentro continental y parte del proceso del Foro Social Mundial, FSM, bajo la consigna de “Otra América es posible”, fue el espacio mas radical con que contaron los movimientos sociales para criticar al TLC.

En este Foro, el movimiento indígena ecuatoriano, reclamo la necesidad de impulsar una consulta popular sobre la aceptación o no de negociar el TLC, mas allá de que el Congreso Nacional debe analizarlo y aprobarlo.

La dirigencia puso énfasis en señalar que el tratado tal como esta concebido acabara con la pequeña producción agrícola y con los sectores empresariales medianos que están en condiciones de desventajas por la permanente falta de adecuadas políticas de Estado. Señalaron que el Tratado atenta contra la seguridad alimentaría de los pueblos y permite la apropiación unilateral de la biodiversidad que constituye un patrimonio ancestral de los mismos.

La quinta sesión de negociación del TLC que se realizara en el mes de octubre en este año en Ecuador, será la que tome resoluciones que viabilicen la vigencia del tratado. En este marco de negociaciones en definitiva lo que esta en juego es el porvenir de la agricultura de estos países de la subregión y la conservación o continua degradación del Medio ambiente rural.

La Organización del Tratado de Cooperación Amazónica y el Desarrollo Sustentable de la Amazonia.

Singular importancia tiene para los países de América Latina en lo que atañe a la conservación del Medio ambiente, la Organización del Tratado de Cooperación Amazónico, OTCA que con sede en Brasilia, la conforman Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guayana, Surinan, Perú y Venezuela, y que fue creada mediante un protocolo de enmienda al Tratado que data de 1978. Protocolo suscrito el 14 de Diciembre de 1998.

La Secretaria General de la OTCA, la ocupa desde hace pocos meses la ecuatoriana Rosalía Arteaga, Ex Vicepresidenta de la Republica quien ha logrado en este corto tiempo posicionar a la Organización como líder en el Desarrollo Sustentable de la gran cuenca Amazónica, considerada el principal “pulmón” del planeta.

Esta Secretaria General fue creada con el objetivo de:

· Establecer un marco jurídico para la instalación de una Secretaria Permanente de la OTCA.
· Dar los pasos conducentes a hegemonizar la legislación de los países miembros .
· Encontrar alternativas que incentiven el desenvolvimiento económico y social de la región.
· Lograr una gestión integrada de los recursos naturales de la Amazonia.
· Protección a la biodiversidad y costumbres tradicionales de los pueblos amazónicos.

En la reunión de cancilleres amazónicos realizada en este mes de septiembre en Manaos, se consensuó y perfecciono un plan estratégico para el 2004-2010. Este plan del organismo se divide en cuatro ejes que se refieren a la conservación y uso sostenido de los recursos naturales renovables y a la gestión del conocimiento y transferencia de tecnología.

La integración física, la competitividad regional y el fortalecimiento institucional de la Organización completan el plan.

Se ha puntualizado que la OTCA, esta interesada en discutir un mayor control de biocomercio y la elaboración de normas mas claras a nivel legislativo, entre los países que integran esta Organización para proteger las riquezas y recursos naturales de la Amazonia.

Se plantea también que las naciones desarrolladas contribuyan económicamente a su preservación con aporte de dinero en efectivo a con programas de canje de deuda externa de las naciones que comparten estos inmensos recursos naturales.

La OTCA, cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, UNCTAD, y la Organización de Estados Americanos, OEA.

Además, el respaldo político hacia los planes de esta Organización por parte de los gobiernos de los ocho países miembros sirve para incentivar la integración en la subregión y los mismos podrían servir de puentes en los acercamientos políticos entre MERCOSUR y CAN.

Vale la pena considerar la importancia de desarrollar una Teoría de lo que podría denominarse Derecho Agrario Amazónico, tal como lo ha propuesto el jurista venezolano Román Duque Corredor, en un libro recientemente publicado en Ecuador, en coautoría con el ecuatoriano José Santos Ditto.

El Desarrollo Local como un Desarrollo Rural con enfoque territorial.

Existe una clara continuidad en el transito de la concepciones del Desarrollo Rural al Desarrollo Local. Pero estas, además de una estrategia territorial contienen aspectos institucionales - organizativos que reconocen la existencia de tejidos de relaciones sociales localizados y valoran una democratización participativa en un ejercicio de gobernar descentralizado.

En todo caso existe un esfuerzo no solo teórico sino principalmente practico de encontrar coincidencias entre lo rural y lo local.

En este marco territorial, socioeconómico y político se centran grandes esfuerzos para lograr un Desarrollo Humano Sustentable. Tales esfuerzos en países como Ecuador tienden ha ser alternativos a un desarrollo económico con destino único a un mercado globalizado.

Este Desarrollo Local tiene como eje desde una perspectiva agrícola productiva, a la comunidad campesina, a la empresa campesina como unidad de producción agrícola o empresa agraria campesina, a las cooperativas de producción agrícolas, crédito y mercadeo y en ciertos contextos a la empresa agrícola orientada no solo al mercado local sino también internacional.

Esta visión de las economías rurales incluye el ancestral intercambio comercial o trueque sobre todo en épocas de crisis o embates de la naturaleza y que posibilita también el intercambio cultural, el uso de la medicina alternativa basada en plantas y productos naturales así como la vigencia de valores como la confianza, la solidaridad y la justicia.

Los esfuerzos orientados a un Desarrollo Local, se enfrentan a falencias del Estado nacional que en relación a la pequeña y mediana empresa agrícola se podrían así puntualizar:

· No hay políticas publicas de carácter permanente sino programas y proyectos a veces desarticulados entre si.
· No hay marcos legales apropiados ni entidades publicas eficientes.
· Falta una descentralización de recursos financieros.
· Carencia de programas de investigación- información.
· El no reconocer el factor riesgo y vulnerabilidad de la actividad agropecuaria.

Hay que añadir la ausencia de gremios o cámaras de productores o autores del Desarrollo Local.

El Medio Ambiente Rural en el Desarrollo Local

El agricultor es el guardián del Medio ambiente rural. Por tanto juega un papel protagónico en la conservación del mismo y consecuentemente en el Desarrollo Sustentable en el marco del Desarrollo Local.

Pero, es necesario considerar a la pobreza como un verdadero ataque, de los mas serios al Medio Ambiente. Desde la primera conferencia sobre Medio Humano en Estocolmo en 1972, en el principio número cuatro de la Declaración que reconoce que “ en los países en desarrollo, la mayoría de los problemas ambientales están motivados por el subdesarrollo”; se ha consolidado la convicción de que la mejor forma de preservar el Medio ambiente es combatir la pobreza y el subdesarrollo.

Desde una perspectiva de lograr el Desarrollo Sustentable los planes y proyectos de Desarrollo Local en la subregión de la que forma parte Ecuador, tiene hoy una visión integral de los factores que intervienen par el logro del tal objetivo.

El Medio ambiente rural es el Capital Natural que forma parte del Capital Rural que hay que desarrollar de manera sustentable.

*ADOLFO RUIZ MONTERO é Profesor de Derecho Agrario de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Guayaquil. Consultor en el programa PROLOCAL del Ministerio de Bienestar Social de la República del Ecuador. Miembro de la UMAU.


La Agricultura y el Medio Ambiente Rural en el Marco de un Desarrollo Sustentable
Versão para Imprimir