ASPECTOS ACTUALES DE LA COMERCIALIZACION DE LOS PRODUCTOS AGROPECUARIOS
*Dr. Miguel Angel de la Torre Mayoraz


a) El mercado internacional y los subsidios

b) La exportación agroalimentiria: TRAZABILIDAD, CERTIFICACION de CALIDAD, PROCESOS Y ORGANISMOS DE APLICACIÓN Y PROMOCION (SAGPYA) (SENASA), INSTITUTO NACIONAL DE PROMOCION DE LA CARNE.

Días atrás leíamos un informe de la ONU sobre “radiografía del planeta en el próximo medio siglo”. Este informe comentaba que se producirá una explosión demográfica para el año 2050. La población mundial, que hoy es de 6.400 millones de personas, alcanzará 8.900 millones de personas en el año 2.050.

Se espera que este incremento de la población se produzca principalmente, en los países en vías de desarrollo, y se teme una explosión demográfica en las naciones más pobres del mundo.
Semejante información preocupante y dicha con toda crudeza – no por eso previsible -, si queremos un mundo en paz, sin hambruna y sin guerras.
En consecuencia y para comenzar a entrar en la materia que nos convoca, creo conveniente tener presente el informe recién citado.
Antes de introducirnos en la comercialización agropecuaria, debemos decir algo de la producción agropecuaria.

PRIMERO: PRODUCCION: GRANOS – CARNES

A) GRANOS: Sostengo que este rubro, la producción de granos en nuestro país alcanzó en pocos años un aumento en cantidad y calidad que debe ser motivo de orgullo para los productores agrícolas que , de contar con políticas sanas, inteligentes y por sobre todo ajustadas a los principios y valores de justicia y equidad para el sector de la producción, significarían todo un desafío por obtener nuevas cosechas récord que permitirían alcanzar en pocos años la anhelada producción de 100.000 millones de toneladas de granos y, cumplida esa meta a mayores cantidades y así sucesivamente.

El sector de la producción esta enfrentado, esta sujeto a dos tremendas cargas, por un lado las denominadas “retenciones a las exportaciones” (eso es en el mercado interno, en nuestro país) y por otro lado, los “subsidios externos” (fijados por el Mercado Común Europeo y por los EE.UU.-)

No obstante con esas pesadas cargas, los productores agropecuarios siguen en un mundo competitivo, trabajando en silencio y conquistando lugares y espacios en los mercados internacionales.

Es tiempo ya más que suficiente para definitivamente eliminar los derechos a las exportaciones. El campo argentino requiere instrumentos indispensables y positivos para ser verdaderamente competitivos, no solamente políticas y asistencia crediticia. En el campo las decisiones y la planificación se toman a largo plazo no de un día para el otro. La
fuerte caída del precio de la soja para tomar un ejemplo de la realidad, que en los últimos meses bajo de $ 700 la tonelada a $ 490 puede influir en el ánimo de los productores, puede llegar a ser motivo de una reducción del área a sembrarse, puede influir en menor ritmo de inversión en maquinarias agrícolas, etc..La futura posición Mayo del próximo año 2005 de la soja se cotiza en torno de los U$S 150 dólares la tonelada, lo que significa $ 450.- (es decir $ 250 menos).

Un estudio de la Sociedad Rural Argentina nos indica que por cada cinco barcos cargados con granos el Estado se queda con uno. Esto señores, son las “retenciones”. Desde luego que tendríamos que hablar también en términos de rotaciones y sustentabilidad del sistema de producción, de la necesidad impostergable de tecnologías, de la biotecnología, de insumos, de fertilizantes, de caminos para llevar nuestra producción a los centros de depósito, almacenamiento y embarques, etc. etc.

Pero también debemos decir algo en forma muy concreta y resumida de la otra pesada carga con la que se enfrenta nuestro campo.
Me refiero a los altos subsidios y aranceles que protegen la actividad agroindustrial en las naciones desarrolladas comúnmente conocido por “proteccionismo”.

Haciendo historia, recordemos que el Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT, en sus siglas en inglés) se fundó en el año 1948. Desde entonces conocemos el proteccionismo y los subsidios. En el año 1995 recién hubo un compromiso de reducción de subsidios a la agricultura.

Diez años más tarde en el próximo 2005 debería terminar la ronda actual de la O.M.C. (Organización Mundial del Comercio), con nuevos compromisos a cumplirse en el año 2007. Más de medio siglo de proteccionismo y así seguimos.

El Presupuesto Agropecuario 2004 de la Unión Europea es de 48.050 millones de euros. Esta cifra representa el 41% del presupuesto total de la UE (115.434 millones de euros).

Estos datos son más que suficientes para advertir en que condiciones desventajosas deberemos competir con la Unión Europea.

B) CARNES: Con relación a la ganadería de nuestro país, no puedo sostener que este rubro de la producción en lo que hace al aumento de los rodeos sea un motivo de satisfacción. Por lo contrario es motivo de preocupación la disminución de nuestras existencias ganaderas (estoy refiriéndome a la ganadería bovina) sería imposible abarcar a la ganadería ovina y porcina, no obstante la tremenda importancia y necesidad de referirnos a esos otros ganados que tanto significan para la riqueza ganadera argentina y que hoy lamentablemente ni siquiera abastecen nuestro mercado interno.

La vieja Junta Nacional de Carnes (en sus distintas regulaciones jurídicas) cumplía en informar a través de los censos ganaderos, las existencia del país. Hoy lamentablemente nadie está en condiciones serias y demostrativas de precisar cuales son las existencias ganaderas.

Eso señores, es tremendamente preocupante. No saber que tenemos en cantidad, no saber que clasificación podemos hacer en vientres, en vaquillonas, en terneras y terneros, novillitos y novillos, es tremendo.

Desde ya demuestra la inexistencia de bases sólidas para un proyecto ganadero que nos permita, que nos posibilite, salir de ésta problemática ganadera y que en consecuencia nos permite insertarnos en los mercado cárnicos cada día más interesantes pero también más exigentes.

Nuestro país ha tenido una verdadera falta de crecimiento en ganadería en los últimos 40-50 años y hoy está produciendo la misma cantidad de carne que producía en la
década del 70.- Por ejemplo en el año 1998 se exportaban 500.000 Tn de carne y actualmente alrededor de 300.000 Tn. En el mismo período Brasil pasó a u millón de Tn. Como calidad de carne la argentina es superior a la brasileña aunque esta mejoró mucho en los últimos años. Mientras Brasil produce 7.000.000 millones de Tn, nosotros estamos en 2.500.000 de Tn . Tenemos excelente calidad, pero muy bajo volumen.

Todo lo expuesto con relación a la Ganadería Argentina y a la producción de nuestras carnes vacunas sería meramente declarativo y no tendría bases sólidas sino consideráramos todo lo relacionado con la “Sanidad Animal”. De nada valdría la mejor ganadería del mundo si esta adoleciera de problemas sanitarios que imposibilitaren su destino como consumo de nuestro mercado interno y que no decir del mercado externo.

La legislación rural argentina se ha ocupado del tema sanitario y no corresponde ahora el análisis de dicha legislación.

Si corresponde que digamos que una de las principales falencia de nuestra ganadería es el “status sanitario y nuestro organismo de sanidad”.

Argentina necesita un servicio sanitario de primer nivel para adecuarnos a las nuevas normas que el mundo exige. Se requiere una fuerte y sólida política sanitaria, no solo en “aftosa” sino en todas las enfermedades que puedan disminuir la productividad, índices de procreo, etc. etc.

Argentina esta libre de las enfermedades espongiformes (vacas loca o encefalopatía). Espongiforme Bovina (B.S.E. por sus siglas en inglés). Tener en cuenta lo importante y serio de prohibir el ingreso de harina de carnes y la producción de harinas de carnes como forma de asegurar indubitablemente el no uso de este tipo de productos en la suplementación de rumiantes. No obstante tenemos que seguir dando garantías, estamos en mejor posición que el resto de los países. La credibilidad es lo más difícil de recuperar, cuando se pierde la credibilidad se pierde lo más importante que tiene un país y sobre todo en el mercado internacional, que se maneja con la confianza.-

SECRETARIA DE AGRICULTURA, GANADERIA, PESCA Y ALIMENTOS (SAGPyA)


No pretendo extenderme con relación a la constitución y funciones de esta Secretaría de Estado, en atención a que será un tema a desarrollar por una distinguida colega integrante de esta Comisión. Lo mismo digo en lo relativo a SENASA.

Quiero si, manifestar – un vez más - , atento a que sobre este tema ya en otros Congresos y Jornadas del Instituto Argentino de Derecho Agrario en los que se consideró el rol y funciones de esta Secretaría, el suscripto reiteradamente sostuvo que en un país como Argentina predominante “agrícola-gandero” . El agro es el gran multiplicador de la economía, el que mayor inversión realiza todos los años, y el que aporta la mayor cantidad de divisas merced a sus saldo exportables. Es tiempo de pensar, en cambios profundos.

No creo necesario extenderme sobre lo que para argentina significa el campo y su producción.
Sostengo que debe rejerarquizarse la actual Secretaría con la finalidad de crearse el Ministerio en la materia.

Por otra parte y según lo entendían los distintos ordenamientos que se sucedieron en le país, en varias oportunidades tuvimos la jerarquía de Ministerio en esta área, ocupada con señores idóneos en la problemática agropecuaria.


INSTITUTO NACIONAL de PROMOCION de la CARNE

Con absoluta sinceridad, debo confesar que es muy poco o nada lo que pueda decir, atento a que es algo muy nuevo en el país y sobre este Instituto no hay prácticamente nade escrito.
Sólo es de mi conocimiento que con fecha 12 de agosto del año 2003 una Asamblea Extraordinaria de este Instituto completó la conformación definitiva y total del consejo de representantes del Instituto.

Por ley Nº 25507 publicada en el Boletín Oficial fecha 17 de diciembre del año 2001 se crea este Instituto como ente de derecho público no estatal .

Según su artículo segundo, “serán tareas del Instituto promover el aumento del consumo local de carne vacuna y el fomento de las exportaciones cárnica, contribuyendo a aumentar la competitividad de les empresas del sector ganadero e industrial. El Instituto no podrá, en el cumplimiento de su objetivo comercializar directa o indirectamente carne vacuna”.

Primera observación que formulo a este artículo que determina su objetivo:

a) ¿Solamente su objetivo son las carnes vacunas?

Pregunto: Las carnes ovinas y porcinas no existen. Los señores productores de esos ganados no interesan, no entran en las consideraciones y objetivos de la promoción de sus carnes. No interesa la promoción del consumo interno de esas carnes, tampoco la promoción de esas carnes para la exportación. No hay mercados para carnes ovinas y porcinas. Si hay mercados para carnes de liebres y/o conejos. ¿no estamos importando de Brasil un enorme tonelaje de carne porcina?

Me parece a todas luces un objetivo mezquino y no respetuoso de la ganadería ovina y porcina .-

Artículo Tercero: retomando lo expresado con relación a la necesidad de conocer año tras años, las cifras que surgen de las estadísticas y de los censos en materia ganadera, debo decir que este Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina al respecto nada dice.

Entiendo que mal podemos promocionar y fomentar sino conocemos las existencias y sus clasificaciones.
Un verdadero vacío inconcebible.
Desde él artículo cuatro hasta el artículo trece solamente nos habla de sus autoridades, consejo de representantes y consejo asesor.

Desde él artículo catorce hasta el final artículo veintitrés, se refiere al fondo de promoción.

Así termina la ley de creación de este Instituto; dictándose el decreto Nº 2647/ año 2002 publicado en el Boletín Oficial el 24-12-2002 por lo cual el Instituto dicta su propio Estatuto interno.

En definitiva y atento al objetivo de este Instituto y su regulación, creo conveniente que oportunamente el Instituto Argentino de Derecho Agrario convoque a un estudio y análisis integral para poder dar un dictamen al respecto.


LA EXPORTACION AGROALIMENTARIA

TRAZABILIDAD:

Atendiendo a que ingresamos a analizar un novedoso, interesante y diría yo indispensable régimen que sin duda es toda una revolución en la ganadería Argentina y , ante lo verdaderamente novedoso de la cuestión lo que significa entre otros aspectos una casi total ausencia de bibliografía al respecto, es que me permito seguir en esta problemática, lo expuesto por el Ingeniero Daniel Musi, asesor de la Sociedad Rural Argentina que se refiere a la identificación y trazabilidad en los siguientes términos que textualmente transcribo: “hace un tiempo terminó la visita a nuestro país de auditores de la Unión Europea, quienes recorrieron establecimientos inscriptos y plantas frigoríficas acompañados por funcionarios de SENASA. Los auditores fueron exigentes tanto el campo, como en remates de hacienda y planta frigoríficas. En esa oportunidad argentina introdujo nuevas normas para cumplimentar las exigencias de visitas anteriores dictando la Resoluciones Nº 15/03 y 391/03, que reglamentan la identificación del ganado y los documentos necesarios para su movimiento para los productores que voluntariamente desean participar del circuito de exportación a la Unión Europea. Primero se avanzó con la resolución Nº 15 que obliga a la identificación de los novillos que ingresan a “establecimientos proveedores de ganado para faena de exportación”, el destino de estos animales identificados es el traslado directo a una planta aprobada para exportar a ese mercado. En el tiempo obliga también a la identificación de todo el rodeo de estos establecimiento incluyendo vacas y ventas para cualquier destino. La segunda resolución, 391/03, involucró a nuevos participantes en el negocio de la exportación. Por primera vez los criadores, es decir de terneros pasaron a tener un papel clave, debiendo identificar los terneros “origen” inscribiéndose en SENASA como “Establecimientos Rurales de Origen”. A partir del 01 de abril del 2004, los establecimientos proveedores de ganados para la faena de exportación, solamente podrán ingresar terneros identificados en “Establecimientos Rurales de Origen”. ¿Era necesario introducir este sistema en la Argentina?. En realidad el planteo de fondo es si argentina quiere ser un verdadero país exportador o se limitará a producir para el mercado interno exclusivamente. En definitiva en el largo plazo se trata de vender o no vender, de prever o lamentar. La falta de previsión es algo sobre lo que tenemos sobrada experiencia en muchos temas en nuestra vida nacional. Una pregunta que debería ayudarnos en este tema es ¿qué hacen nuestros competidores en estos mercados?. Saber que hace Brasil o que hace Australia en estas cuestiones. La respuesta es simple: estos países fortalecen día a día los mecanismos para la identificación individual de sus rodeos, no solamente para su mercado de exportación, sino también para su mercado interno. Este fortalecimiento incluye el desarrollo de bases de datos donde se registran los movimientos del ganado. Las autoridades nacionales representadas por SAGPyA y el SENASA presentaron un frente unificado en el tratamiento del tema. Redactaron y sancionaron las resoluciones en cuestión y resistieron a capa y espada todo tipo de presiones y pedidos para modificarla o postergar su implementación. La decisión política no innovar hasta tanto no terminara la inspección de la Unión Europea. La decisión técnica incluyó la opción de utilizar como dispositivo de identificación de los animales, que deberían ser provistas a los ganaderos por proveedores oficialmente autorizados. También se introdujo nueva documentación para el movimiento de los animales, tal como la TRI (tarjeta de registro individual) que debe acompañar al DTA cuando se mueven los animales, así como en los establecimientos tanto “origen” como “proveedores” entre otros detalles. Por primera vez se puso en marcha la Comisión Nacional de Trazabilidad, incluyendo a todos los sectores interesados. El texto de las resoluciones mencionadas, constituyen solamente el punto de partida de un sistema de información que es complejo, que para que funcione requerirá de un trabajo que puede llevar varios años. La identificación de los animales y su trazabilidad, para un rodeo como el nuestro país con su extensión y distintas características de producción no es poca cosa. Para dar respuesta a los reclamos de la Unión Europea se utilizaron procedimientos basados en las tradicionales marcar a fuego, guías de transito y DTA. A lo largo del tiempo agregamos declaraciones juradas, precintos, inspecciones de predespacho, etc.tec. montamos una escenografía compleja en base a la sanción de una resolución tras otra que es necesario simplificar. El desafío de “hacer los deberes” esta planteado, sumando esfuerzos estaremos en el camino correcto y en condiciones de competir en mercados cada vez mas exigentes”.

Así termina la exposición textual del ingeniero Daniel Musi que me he permitido transcribir.

¿Cuál es el futuro de todo esto?

La incidencia de la enfermedad de la “vaca loca” en los mercados mundiales es algo conocido. Estas normativas permitirán a nuestro país cumplir con las exigencias de mercados cada vez más restrictivos, planteando un verdadero desafío para nuestra ganadería. La identificación de los animales y su trazabilidad han llegado para quedarse y
es de esperar en el futuro se extienda a todo el rodeo nacional, no solamente al mercado de exportación para la Unión Europea. Las normativas vigentes pueden considerarse “iniciales” y constituyen la pequeña parte visible de un gran trabajo del cual dependerá nuestro futuro.

Con estas breves consideraciones que pongo al servicio de este Congreso, creo que podemos dar inicio al trabajo de esta Comisión. Muchas Gracias por vuestra atención.


*Dr. Miguel Angel de la Torre Mayoraz Vicepresidente y Miembro Fundador del Instituto Argentino de Derecho Agrario.

 


Aspectos Actuales de la Comercialización de los Productos Agropecuarios
Versão para Imprimir